El Dios, de la Biblia.

El Dios, de la Biblia…

….Hace, unos años, le curó, a mi hermano, un cáncer, que, los médicos, del mundo, daban, por incurable.
….Hace, unos años, libró, de la muerte, cadavérica, a mi madre, haciéndola, desaparecer, del planeta tierra, sin dejar rastro, lo mismo, que, a Enoc, o a Elías.
El Dios, de la Biblia, por tanto, es, el Dios, de unas personas, que, planifican, previamente, sus huidas, del planeta tierra, para, después, volverse, viajeras, libres, por el cielo, y por los universos, del cosmos, por medio, de los ovnis, y por medio, de su poder.
El Dios, de la Biblia, por tanto, se ha dedicado, desde, siempre, a curar, a absolutamente, todas las enfermedades, de todas las personas, para después, volver, a esas personas, eternamente jóvenes, por medio, de sus sucesivas, desapariciones, y apariciones, en el cosmos.
El Dios, de la Biblia, posee, por tanto, millones de naves, u ovnis (Apocalipsis), es decir, un ovni, para cada familia, del mundo.
El Dios, de la Biblia, es el sueño, más feliz, que puede, soñar, cualquier, persona.
El Dios, de la Biblia, variando, a las felicidades, de las personas, puede generar, unos cielos nocturnos, con varias lunas, con unos planetas, desconocidos, por los astrónomos, o sin puntos luminosos, y todas, estas señales, significan, que, el planeta tierra, muy pronto, se quedará, sin ningún rastro, de presencia humana, ni viva, ni muerta.
El Dios, de la Biblia, finaliza, las vidas sufridas, de todas las personas, cuando, esas personas, concluyen, sus redenciones.

Javier Rubio Ortín

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


6 × = treinta seis