El olor a lo podrido.

El olor a lo podrido.

Es el olor, al gas, hidrógeno.
Es el olor, de la vejez.
Es, el olor, del cáncer.
Ese olor, a lo podrido, tiende, a desaparecer, por medio, del sueño, dentro, de una pirámide muy bella, y tiende, a incrementarse, por medio, de la vigilia.

Javier Rubio Ortín

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 3 = doce