Un sueño.

Un sueño.

Puede ser, potencialmente:
Muy ligero, muy infeliz, muy movido, es decir, una pesadilla.
Más profundo, más feliz, mucho, más quieto, es decir, un sueño, irracional, vulgar, y corriente, vegetal.
Muchísimo, más profundo, mucho más feliz, mucho, más quieto, es decir, un sueño, racional, mineral, en los universos, del reino, de los cielos.
El más profundo, de todos, plenamente feliz, completamente quieto, es decir, sueño, racional, en el cielo, inmortal.
Es decir, una persona, durmiendo, se puede transmutar, potencialmente, en:

Un animal, dormido.
Un vegetal.
Un mineral.
Un diamante, puro.

Javier Rubio Ortín

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


2 + = tres